Dietas sin gluten

La verdad es que no tenía noticias al respecto, pero el otro día leí en un artículo en El País que hablaba de la dieta sin gluten, y su efecto a la hora de perder peso. Las modas van y vienen, hace dos años, existía una auténtica revolución con la dieta Dukan, rica en proteínas, que para mucha gente fue y casi es una religión, una forma de vida. Desde luego , pero por ejemplo la fruta ni la podías probar hasta no estar muy avanzado el régimen, había alimentos buenos y alimentos malos, está claro que esto no es así. Me imagino que quién consiguió perder unos cuantos kilos, y encima no los haya recuperado estará encantado con la dieta, es como todo en esta vida, lo que si ha quedado demostrado es que se trata de una dieta peligrosa para el organismo. Era una auténtica bomba para el cuerpo, es más, la gracia era pillar al organismo desprevenido, en fin, solo hay que leer un poco sobre el tema para darse cuenta que «muy bueno no es para la salud».

Pero ya estaban tardando en sacar otro método revolucionario, la dieta sin gluten, es decir, eliminamos por completo el gluten, y hay que decir que éste esta presente en alimentos tan comunes como el pan, determinados cereales, la cerveza, la pasta, y en otros alimentos que los ayuda a conservarse, como por ejemplo el pavo. Siempre esta dietas van acompañados de famosos que fijándonos en ellos, y lo estupendos que están, ¿quien no se resiste a probar esta dieta? En la dukan, entre otros recuerdo a Penélope Cruz, y en la dieta sin gluten, al parecer la hacen Lady GaGa.

Nuestra postura en este caso es bastante clara, si de verdad seguimos nuestra dieta mediterránea, tan rica en verduras, arroces, buenos pescados a la plancha, y hacemos ejercicio, no solo nos mantendremos en forma, sino que también ayudaremos a prevenir algunas enfermedades. No tendremos que acudir a fórmulas mágicas que pueden tener algún riesgo para nuestra salud, siempre hay que comer de todo pero con moderación, eso decían siempre las personas mayores que me rodeaban y qué razón tienen, la cuestión está en saber administrar las cantidades y comer 5 veces al día.shutterstock_55220869

Acerca de Dani

Descubrí el buen comer tarde, demasiado tarde. Todo provocado por el capricho de un niño que solo comía lo que conocía. En los últimos años he querido recuperar el tiempo perdido, asistiendo a todas las comilonas que mi madre prepara (como pude llegar a perderme eso!!!), sin parar de investigar restaurantes, sin cansarme de experimentar y dejarme llevar por lo que la gastronomía me hace sentir.

Ver todas las entradas de Dani →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.