Coca de forner

Aquella diosa se paseaba por el barrio a menudo del bracito de su dueño. Era imposible no fijarse en ella. Aquellas curvas de vértigo nos hacían volver locos a todos. No estoy seguro si era mejor verla venir de cara, u observar cómo se alejaba con esa cintura, ese contoneo. Todos envidiábamos al tío que la poseía, aunque sabíamos que no había sido el único y no sería el último. Esa criatura no había sido creada para pertenecer a un solo hombre, los consumía como ramitas en una hoguera. Había demasiada potencia y voluptuosidad contenida en ella para permanecer atada a un hombre demasiado tiempo.

Tras quince años, olvidado ya todo, volví a verla. El estómago me dio un vuelco. Estaba igual que siempre, el tiempo la había tratado muy bien. Con la seguridad que me han dado los años me he lanzado sin pensarlo para tratar de tenerla, sin siquiera pensar en las consecuencias que esto pueda tener en mi feliz matrimonio, por ejemplo. Después de una dura negociación, al fin la he hecho mía…y no quepo en mí de gozo.  Después de tantos años, ahora YO soy  su amo, el chulo que la pasea ante las miradas incrédulas de los chavales en el barrio….

Ahora YO conduzco esa Ducati…   

[one_fourth]Ingredientes

500 gr de harina de fuerza

15 gr de levadura fresca de panadero

250 gr de agua tibia

1 cucharada de sal

50 gr de piñones

½ tacita de aceite de oliva

1 tacita de azúcar

1 chupito de anís[/one_fourth][three_fourth_last]Elaboración

Mezcla en un bol el agua y la levadura. Añade harina y sal, y trabaja la masa hasta que sea elástica. Tal vez lo hagas mejor sobre la mesa de trabajo.

Estira la masa con ayuda de harina espolvoreada y un rodillo, y dispón sobre una bandeja de horno con papel. Deja fermentar en lugar cálido de media a una hora.

Con los dedos, haz hoyos en la masa cuando esté inflada, y espolvorea el azúcar y los piñones sobre ella.

Cuece al horno precalentado a 200 ºC entre 15 y 20 min. Al salir del horno, rocía con el anís con un vaporizador o un pincel. Deja enfriar antes de comer.[/three_fourth_last]

¿Quieres aprender a realizar éstas y más recetas?. Apúntate a alguno de nuestros cursos de cocina

Acerca de Dani

Descubrí el buen comer tarde, demasiado tarde. Todo provocado por el capricho de un niño que solo comía lo que conocía. En los últimos años he querido recuperar el tiempo perdido, asistiendo a todas las comilonas que mi madre prepara (como pude llegar a perderme eso!!!), sin parar de investigar restaurantes, sin cansarme de experimentar y dejarme llevar por lo que la gastronomía me hace sentir.

Ver todas las entradas de Dani →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.