La cràªme de la cràªme: Delacrem

Con Delacrem empezamos un ciclo de delicias: nuestras entradas sobre heladerías. Si conocéis alguna indispensable, ni os lo penséis: dejadnos un mensaje en facebook o en esta misma entrada con vuestra recomendación y a ver si tenemos el placer de conocer y escribir sobre ella! La de hoy es un secreto a voces, presente en la lista de las mejores 50 heladerías del mundo, Delacrem es una de las mejores heladerías de Barcelona, y la que fue nombrada Mejor heladería de España según los usuarios de Tripadvisor, y que está justamente en la fantástica calle de Enrique Granados.

 

mejor heladeria mundo

 

Delacrem es el proyecto de un ex-historiador italiano con pasión por el helado, seguidor de la filosofía slow food (lo que podríamos decir que aplica a sus helados) y fiel creyente de las cosas bien hechas y del servicio atento y amable. Descubrí esta heladería hará unos tres años, de la mejor manera posible, un tremendo Affogatto (bola de helado con café, que repetí con chocolate), y he ido probando cada uno de sus sabores. Ampliaron la gamma con pastelillos y galletas, sirven excelente café y la tienda es digna de ver, pero sobretodo, son helados cremosos, untuosos, estables, y servidos a unos 12 grados, porque, como se cree en Delacrem, un helado no debe ser ni dulce ni frío. Si probáis sus helados, vais a ver porqué.

 

IMG_3398

 

Ah, y un pequeño consejo que aprendí de unos amigos sicilianos: abrid un brioche por la mitad y rellenadlo con sus helados. Así es como se comen en Sicilia, y así es como veréis lo extraordinariamente cremosos que son. Los indispensables, para mí: pistacho, avellana, gianduja, nata (ahí se ve la diferencia) y cualquiera de fruta (el de Fruta de la Pasión es de antología). Pero, ya sabéis, esto va a gustos… 😉

 

Carrer Enric Granados, 15 (mapa)

Precio: entre 3 y 5 eur, según tamaño

Horario: Domingo y Lunes de 09;30 a 21:30

De Martes a Sábados de 09:30 a 00:30

Acerca de Dani

Descubrí el buen comer tarde, demasiado tarde. Todo provocado por el capricho de un niño que solo comía lo que conocía. En los últimos años he querido recuperar el tiempo perdido, asistiendo a todas las comilonas que mi madre prepara (como pude llegar a perderme eso!!!), sin parar de investigar restaurantes, sin cansarme de experimentar y dejarme llevar por lo que la gastronomía me hace sentir.

Ver todas las entradas de Dani →

Un comentario sobre “La cràªme de la cràªme: Delacrem”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.