Sopa de Pescado y azafrán

[one_third]Ingredientes (para 4 personas):

  • 600 gr de pescado de roca
  • 300 gr de filete de corvina ni piel
  • 1 cebolleta
  • 2 patatas nuevas
  • 4 tomates maduros
  • 1 diente de ajo
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 50ml de vino blanco seco
  • ½ cucharadita de azafrán
  • 15 gr de avellanas tostadas
  • 15 gr de almendras tostadas
  • 2 rebanadas de pan tostado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida[/one_third][two_third_last]Elaboración:

Pelamos y picamos la cebolleta en juliana. En una ola con un chorrito de aceite de oliva, salteamos ligeramente la cebolleta y añadimos el ajo laminado.

Añadimos la zanahoria pelada y en rodajas, el puerro limpio y cortado también en rodajas. Cocinamos el conjunto a fuego medio durante 5 minutos.

Cortamos los tomates en gajos y lo sumamos a la olla.. Mientras se cocina, limpiamos el pescado de roca, retirando las tripas y cortando los más grandes para que entren bien en la olla. Mojamos con el vino blanco y esperamos que se evapore el alcohol. Cuando no huela a alcohol, cubrimos con un litro de agua y subimos el fuego hasta que arranque el hervor. Hervimos el conjunto 20 minutos a fuego bajo.

Retiramos del fuego, y colamos apretando bien los ingredientes para extraer el máximo sabor. Pelamos y cascamos en tacos las patatas y las reservamos en agua fría.

Para la picada, trituramos las avellanas, almendras el pan tostado y el azafrán ligeramente tostado en una sartén. Nos ayudamos de una pizca de aceite y caldo de pescado para triturar. Mezclamos el caldo colado y la picada en una olla y  le sumamos las patatas, cocinando el conjunto durante 15 minutos más, hasta que la patata esté en su punto.

Pasamos los trozos de corvina por una sartén, ligeramente salpimentados, hasta que doren por el lado de la piel. Se lo añadimos al caldo a falta de 5 minutos. Rectificamos de sal y servimos en caliente.

Si lo preferimos, podemos añadir fideos finos a la vez que el pescado, para que cuezan los últimos 5 minutos.

 

Acerca de Dani

Descubrí el buen comer tarde, demasiado tarde. Todo provocado por el capricho de un niño que solo comía lo que conocía. En los últimos años he querido recuperar el tiempo perdido, asistiendo a todas las comilonas que mi madre prepara (como pude llegar a perderme eso!!!), sin parar de investigar restaurantes, sin cansarme de experimentar y dejarme llevar por lo que la gastronomía me hace sentir.

Ver todas las entradas de Dani →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.